Otra vez

He guardado en la luna pedazos de mí que no han visto la luz,

palabras que se escondían en la penumbra de mi sombra.

Tiré allá las esquinas filosas de mi ser

que pisoteaban a las flores que intentaban florecer en mí,

en un intento de existir al fin en paz.

Y soy.

Y vivo.

Pero la luna se desvanece, como suele usualmente hacer,

y llueve sobre mi aquello que había tan celosamente guardado.

Me inundo en palabras iracundas y tristes con dirección a misma

y me lagrimean llorosos los ojos,

mientras (cansada) recojo los pedacitos rotos que cayeron de mí.

Otra vez.

Por: Ambar Delgado Hernández

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s