Cuidadora

Por accidente, aprendí que los demás iban antes que yo. Que, como tuve la dicha de saludar primero al sol, mi deber era cuidar. Lo acepté y protegí una, dos y tres veces. Luego protegí una vez más. Ahuyenté a los monstruos que viven bajo la cama, alimenté a barriguitas vacías y consolé llantos ajenos. … Sigue leyendo Cuidadora

Límites

Me decidí y solté la chiringa que llevaba agarrada con tu nombre. Mientras la veo volar alto, sobre el océano parecido a ti, la felicidad y la tristeza se pelean en el pecho debatiendo quien tiene derecho a que… Entonces me susurro llorosa que ambos vamos a estar bien: tú, porque la libertad a explorar … Sigue leyendo Límites